La Medicina china es una medicina ancestral que ha perdurado y evolucionado desde hace miles de años. Está constituida por un conjunto de técnicas (acupuntura, uso de plantas medicinales, masaje, tai chi, etc) que son utilizadas por una gran parte de la población mundial y avaladas por su eficacia y seguridad, y por cada vez más organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud o el National Institute of Health de los Estados Unidos.

En todo el desarrollo de nuestros programas combinamos la sabiduría de la medicina tradicional china con las técnicas más avanzadas. En nuestra primera toma de contacto con el paciente detectamos qué tratamiento es más adecuado en función de las características del paciente y de sus necesidades específicas.

Cada programa por tanto es totalmente personalizado tratando la problemática concreta.

Servicios

Técnica consistente en aplicar agujas, estériles y de un único uso, en diversos puntos del cuerpo para restaurar la salud del paciente. Su uso, avalado por la Organización Mundial de la Salud, entre otras organizaciones internacionales de prestigio internacional, permite el tratamiento de diversas patologías como: dolor de diversa índole, ansiedad, insomnio, problemas gástricos y un largo etcétera.

Uso de la acupuntura con fines estéticos como la eliminación o atenuación de arrugas, manchas, grasa localizada, celulitis, etc

Consiste en la combustión de la planta Artemisa vulgaris para calentar puntos concretos de acupuntura con el objetivo de tratar determinadas dolencias.

Es la técnica que combina la acupuntura y la moxibustión al colocar la planta artemisa picada y prensada (moxa) sobre las agujas de acupuntura.

Utilización de plantas medicinales con fines terapéuticos. Nuestra formación nos permite el empleo tanto de fitoterapia occidental como de fitoterapia china. Actualmente podemos disponer de plantas medicinales en diversas presentaciones (tisanas, comprimidos, extractos, etc) para facilitar el cumplimiento terapéutico.